Tomatito y el duende flamenco.

Ph: Tini Cano

Teatro GRAN REX

Tomatito se presentó en el teatro gran Rex, después de 12 años de no venir a Buenos Aires y llenar 6 veces la trastienda en aquella oportunidad con el trío de guitarras que incluía a Luis Salinas y Lucho González.

Tomatito con su Sexteto presentaron “Luz de Guía”  un show realmente imponente sobre todo por ser él el referente del flamenco más fuerte y con mayor historia entre los contemporáneos junto a Paco de Lucia. Tomatito fue quien acompañó por más de 18 años a Camarón y de esta manera logró consagrarse en el Flamenco.

Sinceramente no sabía que esperar del show, ya que para mi oído al toque de Tomatito siempre va el cante de Camarón; pero la verdad es que Tomatito encontró respaldo en una formación de guitarrista (Cristóbal Santiago, que tocó una acústica y acompañó con arpegios y acordes de manera prolija), percusión (Lucky Losada, quien usa el cajón peruano de una manera que sonó con tanta potencia y tan limpio), dos cantaores (Morenito de Íllora y Simón Román) y una bailaora (Paloma Fantova). En otras palabras, consiguió convertir al escenario en derroche de Cultura y en un espacio a temporal como un tablado andaluz.

Show aparte: Paloma Fantova sobre el escenario desplegando todo su flamenco y  salpicándonos con toda su esencia y fuerza.

El momento más increíble fue cuando Luis Salinas subió a tocar algunos temas, y se vio el lujo y el brillo de la música en esa mezcla de flamenco y tango que dejó a todos los espectadores con la un nudo en la garganta.

Tomatito nos dejó sin aliento en cada olé, y con las palmas rojas de acompañar los distintos palos flamencos que fueron embrujando la noche y se nos fue un show increíble, ya con el publico entonando “la vida, la vida es, es un contratiempo la vida es” frase que nos recordara siempre a Camarón

Ojala que no pasen otros 12 años hasta que Tomatito vuelva a Buenos Aires.

Fotos del Show ACA

Agustina Cano (Tini Cano)

Macaco se presento en vorterix

Macaco se presentó ayer en el teatro vorterix, con una sala repleta de gente que estaba ansiosa de escucharlos. El público se entregó a las canciones y a la energía en escena de Macaco, que continúa consolidándose en Latinoamérica, donde ya es un artista esperado.

Arrancó el show con una intro donde los músicos iban apareciendo a los
saltos por el escenario para lanzar después los primeros acordes de lo que
seria “una sola voz” y de esta manera dar inicio a un show maravilloso,
también sonaron temas como, “La llama”, “Todos” y “Seguiremos” donde hizo una intro hablando de la libertad de prensa como algo fundamental para seguir creciendo como sociedad.

Con una improvisación de esas que en las calles de Barcelona estaban
acostumbrados hacer, y esa mezcla de rap reggae rumba le dedicaron unas palabras al Río de la plata, también hablaron de amor, de libertad de prensa y sobre todo de la libertad en sí misma.

El momento clave fue su tema “Moving” y la marea de gente levanto las manos, la interacción entre el cantante y el publico fue constante y sin ninguna clase de quiebres.

Ya llegando al final uno de sus últimos temas parecía que iba a ser “La
memoria de los pulgares” pero como esto era una fiesta no podía terminar de otra manera que no fuera con “Monkie Man”, el legendario tema de Toots and The Maytals, y así mientras todos bailaban como monos se fue terminando la noche.

Mas allá de que era la presentación de su disco “El murmullo del fuego”
hicieron un lindo repaso por su repertorio con canciones muy bien elegidas,
este tipo de bandas distintas que hacen fusión de rumba, reggae, el
rocksteady , hacen que el público siempre le queda corto el tiempo, quizás porque uno es consciente que hasta la próxima vez que los pueda ver quizás pase un año o dos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

fotos y crónica
Agustina Cano (Tini Cano)

La Shica mostró su cóctel de flamenco punk en Buenos Aires

La cantante y bailarina española demostró en un concierto potente y sin fisuras Además, ante todos sus fanáticos, dio a entender por qué es la voz más interesante de las surgidas en España en los últimos años. Arte, actitud y entrega en un show único.

No pasaron más de dos canciones que La Shica ya tenía en un puño al público que se había congregado en el ND Ateneo para asistir a su show de flamenco, rock, hip hop y una actitud que se llevó por delante a cualquier desprevenido que pudiera haber supuesto que iba a presenciar el simple concierto de una cantaora talentosa.

A bordo de lo que son sus dos discos hasta el momento (“Trabajito de chinos” y “Supercop”), la mujer también conocida como Elsa Rovayo transitó hora y media de un contundente camino de canciones y baile con los que se comió el escenario de una sala que latió al ritmo que ella le imprimió a cada performance. Porque lo de esta “shica” es la performance en vivo, no hay dudas.

Pasaron así la historia de una mujer maltratada (introducida y contada en primera persona), sexo en el probador de un local de ropa, una sevillana hiphopeada con furia y amor, su mirada sobre “Si me das a elegir”, el hit indiscutible “Zíngara rapera” y una versión arrasadora de “La bien pagá”, que el propio Miguel de Molina aplaudiría a rabiar.

Histriónica, verborrágica y rompiendo de forma permanente la temida “cuarta pared” que existe en al aire entre escenario y platea, la cantante hizo de la comunicación con el público una constante, siempre por el lado del humor y la provocación, en un contexto de mutua complicidad.

Además de una banda impecable integrada por músicos argentinos asociados especialmente para la ocasión de este único show en Buenos Aires, La Shica explotó con genuina pasión su formación flamenca, regada por vino tinto y apelando a su mirada potente y agradecida de la raíz musical folclórica que lleva dentro. Los momentos en los que la artista apeló al baile, el teatro ardió en aplausos y pedidos de más.

Los bises llegaron con más baile, más vino, más actitud punk y más flamenco, alejada de cualquier atisbo de música española for export. Además, contó con la participación de Kevin Johansen (que le aportó dos músicos a la banda), con quien interpretó “Desde que te perdí” en una versión relajadamente feliz.

A la salida, el comentario era unánime: queremos más Shica en Buenos Aires, más vueltas de tuerca al flamenco, a la música, al arte. Y claro, más celebración de la actitud acompañada de arte y honestidad.

Cronica Daniel Castelo
Fotografia: Agustina Cano (Tini Cano)

Share this:

La Shica prepara sorpresas en su show de Mañana…

ImagenFoto: Agustina Cano (Tini Cano)

La Shica en Buenos Aires

Luego de su presentación en el mes de abril, Elsa Rovayo, más conocida como La Shica, vuelve a los escenarios porteños de la mano de un espectáculo que promete más.
“Es un placer tocar aquí, el público argentino es un coctel de vitaminas” asegura La Shica y explica que acá el público siempre está esperando que pase algo grande.
Bailaora, cantante y actriz, a La Shica le cuesta definirse y no le gustan las etiquetas, “Yo no sé cómo se llama lo que hago, hago lo que quiero” advierte y agrega que lo que funciona en el escenario es la verdad,  y que jamás podría mentirse a sí misma para vender en el circuito comercial.
La artista multifacética asegura que en su última visita a Buenos Aires, el público le brindó mucho amor. “Aquí en Argentina le dan un valor muy grande a los artistas, sinceramente me saco el sombrero ante eso”.
La Shica advierte que en el espectáculo del sábado van a pasar muchas cosas y no tiene que ver nada con el show anterior. “No me gusta la rutina, así que preparo muchas sorpresas”, cuenta y agrega “ Ni los músicos saben lo que va a pasar a veces y eso me encanta”.

Se Presenta en el ND TEATRO /// SABADO 17 DE NOVIEMBRE – 21HS – Localidades en venta a través de Plateanet.com

Nota: @IndiaRocanrola
Foto: @Tinipunk

“Hay otra canción” y los cantautores la entonaron en una noche inolvidable

Los cantautores Pablo Dacal, Alvy Singer, Pablo Grinjot, Tomi Lebrero, Alfonso Barbieri, Lucio Mantel y Nacho Rodríguez ofrecieron un homenaje a la canción desde diferentes estilos, sonoridades e instrumentaciones atípicas para la ortodoxia.

La presentación, que se convirtió en una fiesta, se realizó en el teatro Coliseo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este grupo de trovadores surgidos lejos de las grandes discográficas, de los festivales rockeros de gaseosas y teléfonos celulares, hicieron de esas carencias una fortaleza para abrazar a la canción desde caminos diversos.

En forma autogestionada, a puro corazón y sudor, estos siete artistas fueron construyendo sus carreras con obras que abrevan en la balada, los ritmos caribeños, el tango, el folclore, el jazz, la música étnica europea y el cabaret alemán, para terminar confluyendo en la canción pop.

Luego de varios discos y proyectos conjuntos, Marcelo Crespo decidió proponerles “Hay otra canción”, este evento de tocar juntos y ver transformadas sus canciones por el trabajo de la Orquesta Académica.

La formación musical está emparentada con los juglares ya que está formada por 60 músicos jóvenes provenientes del Colón y de diferentes cuerpos de la Ciudad de Buenos Aires, que fueron cesanteados en 2009 en el marco de un conflicto con la administración de Mauricio Macri.

Luego de meses de ensayo, los músicos celebraron en la noche del jueves su graduación en primera en una fiesta en la que participaron Fito Páez, Palo Pandolfo, Liliana Vitale, Sebastián Rubín, Marcelo y María Ezquiaga, Fer Isella, los Onda Vaga, Juanito el cantor, Seba Ibarra, Daniel Drexler y la visita a último momento del ilustre uruguayo Fernando Cabrera.

Con un Coliseo repleto, la Orquesta abrió la noche con una pieza compuesta por el pianista Nico Posse, quien fue el encargado de convertir cada uno de los temas de los “cancioneros” -como los definió Alvy Singer- en piezas sinfónicas.

Dirigidos por Posse y el maestro Carlos David Jaimes, la Orquesta sonó del modo en el que podrían hacerlo Ennio Morricone, Burt Bacharach y Bill Conti, asumiendo roles bien diferentes que fueron de lo sombrío a una rítmica caribeña.

El programa previó una canción de cada uno como presentación y el encargado de abrir fue Lebrero con “El cantor de los pueblos”, lo siguió Lucio Mantel con “Mi memoria”, Grinjot con la bonita “Barriga de luna”, Nacho Rodríguez con “Baila”, Singer con “La negación” y Barbieri con “Medianoche” y, para cerrar ese segmento, un toque rioplatense de la mano de Dacal y “El muelle de las brumas”.

La sonoridad de la velada sumó una cuerda de percusión en la que Andy Inchausti reunió algunos cuerpos de una batería, un bidón vacío y el tambor de un viejo lavarropas, hubo un set de cuerdas y otro de vientos.

Además, Fernando Mántaras se cargó el contrabajo, Lebrero fue al bandoneón, Barbieri al acordeón y Rodríguez tocó el cuatro venezolano que popularizó con su banda de espíritu fogonero Onda Vaga.

A lo largo de toda la noche, los egos no subieron al escenario ya que cada músico compartió estrofas de sus canciones con sus invitados y los coros se hicieron siempre a tres, cuatro, y hasta cinco voces.

Lebrero cantó “Noche en La Pampa” y sumó a Grinjot en el piano y Mantel en guitarra para “Gualeguay”, más tarde se unió a Pat Morita en la cursi “Enfermos de amor”, con la orquesta sonando como si estuviera al mando de Lalo Schiffrin.

Mantel recurrió a formas más pop acompañado por Marcelo Ezquiaga en teclados para “Refugio”, luego llamo a Juanito el cantor y a Seba Ibarra y cerró con “Solar”.

Grinjot arrancó con “Otra vez”, siguió con uno de los momentos mágicos de la noche cuando para “Cifra” se sumó el trovador uruguayo Fernando Cabrera, saludado con una ovación y cerró con “Milonga del tren”.

Los cruces, los acompañamientos y los juegos permitieron encuentros diversos en un clima alegre, relajado e inspirador, siempre con la dúctil Orquesta como sostén, donde, por ejemplo , Singer se unió a Julieta Sabanes en “Empezando a terminar”.

Rodríguez se encargó de acercar aires caribeños cuando junto a sus compañeros de Onda Vaga entonó “Rendición” y alcanzó el cenit hacia el final con “Cantale”, uno de los hits de los “vagos”.

Barbieri, acompañado por María Ezquiaga y Jimena López Chaplin, hizo “Revolcado”, luego llegó “El pintor verdadero” y enseguida invitó “al tío de todos nosotros: Palo Pandolfo” para sumarlo a “Renacer”.

El cierre de los sets individuales quedó a cargo del rosarino Dacal quien se lució con “Ella ya está en la playa”, “El artista popular” y, junto a Fer Isella en piano y la voz de Liliana Vitale, ofreció la preciosa “Zamba del fin del mundo”.

Para los bises, Fito Páez se sentó al piano para compartir esa declaración de principios de Dacal que es “Lo que está sonando”, siguió con “Hay otra canción”, leit motiv de la juntada y canción que Fito y Luis Alberto Spinetta armaron para su disco “La La La” (1986).

“Parte del arte maravilloso que tiene Buenos Aires, parte de esa magia porteña, estuvo esta noche en el Coliseo con estos músicos, demos gracias a esta demostraciones de arte”, dijo Páez, resumiendo lo que muchos pensaban.

Ahora vendrá el tiempo de que “Hay otra canción”, con sus siete marineros y su Orquesta, recorran ciudades argentinas y graben un disco y un DVD en vivo, para dejar sentado que otra movida llegó a la superficie y pide espacio.

Agustina Cano (Tini Cano)
©2012  – Adrián Mouján

Manuel Carrasco en el ND Ateneo

Tras dos años de ausencia en el país, el cantante y compositor español Manuel Carrasco regreso por cuarta vez a Buenos Aires para presentar en el disco “Habla” con un recital que se realizo anoche en el ND/Ateneo.

Previo al show algo nos había adelantado“Será un show acústico, muy íntimo, muy cercano. Cantaré canciones de este disco y de los anteriores y un poco de lo que vaya surgiendo, será como una barra libre, a pedido del público”, y así quedo demostrado sobre el escenario

Su disco “Habla” resume una trayectoria de casi diez años de trabajo de este artista cuyo debut discográfico llegó en 2003 con “Quiéreme”, una producción que superó las 200 mil copias vendidas.Años después, con su álbum homónimo, y con los dos siguientes, (“Tercera Parada” e “Inercia”, este último producido por Cachorro López) Carrasco se consolidó como compositor y afianzó su relación con el público, obteniendo el Disco de Platino y ofreciendo más de 80 conciertos por toda España, así como en varios países de América Latina

.“El artista tiene que luchar con muchos factores, contra muchos pequeños detalles para ganarse un lugar en el mercado. Yo quiero ir lentamente, sé que las cosas cuestan un poco de trabajo. Espero poder seguir teniendo la oportunidad de poder venir y que me conozcan más”, aseguró el español, quien destacó que para él la música “es como una terapia”.

Si: compartir con credito
No: uso comercial

Fotos en : PlanB Foto Rock

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ph: Tini Cano
Facebook: Tini Cano – Fotografías –
Twitter: @Tinipunk

http://www.eldia.com.ar/

TOMATITO – LUEGO de 12 AÑOS REGRESA A LA ARGENTINA

GRAN REX 

Miércoles 28 de NOVIEMBRE  – 21.00 hs

Tomatito en el Gran Rex 

“UN MAESTRO de la GUITARRA FLAMENCA”

Presentando

“LUZ DE GUIA”

en el 20 Aniversario de la partida de CAMARÓN

GIRA COMPLETA:

27 de Noviembre – Córdoba, Teatro Libertador

28  de Noviembre – Buenos. Aires –  Teatro Gran Rex 
Entradas en venta en el Teatro o por Sistema Ticketek

 29 de noviembre – Rosario – Teatro de la Comedia
Entradas en venta en el Teatro o por Sistema Ticketek

30 de Noviembre  – Montevideo – Auditorio Nacional
Entradas en venta por en el Teatro o por Red UTS

2 de Diciembre –  Neuquén – Casino Magic, Sale Rainbow.
Entradas en venta por en el Casino o en Todo Música

Hace 12 años TOMATITO deslumbró al público porteño con 6 actuaciones agotadas en La Trastienda.

En 2012, vuelve a Buenos Aires para ofrecernos por única vez su último espectáculo: LUZ DE GUIA, un título sugerente con el que recuerda a CAMARON DE LA ISLA en el 20 Aniversario de su muerte.

En LUZ DE GUIA,  TOMATITO se une a un grupo de músicos cuidadosamente seleccionados por su afinidad con el espíritu musical gitano para compartir de nuevo, esa intangible magia, ese ritmo cautivador y ese poder emotivo de los que él posee la llave. Su mensaje es siempre el mismo: “Un flamenco tiene que tocar flamenco…”

Nacido en Almería (España) rodeado de guitarras flamencas, adquiere fama y prestigio al acompañar a grandes cantaores como Enrique Morente, La Susi o José Menese. También ha compartido escenario con Michel Camilo, Frank Sinatra, Elton John, Chick Corea y Paco de Lucía.

Pero lo más destacable en su carrera es sin duda haber acompañado a José Monge Cruz “CAMARON DE LA ISLA” durante los últimos 18 años de su vida.

Su forma de abordar tanto los palos sobrios como los festivos sacan a relucir una sensibilidad sin precedentes y un don interpretativo fuera de lo común.

Una personalidad carismática y un compromiso continuo con el desarrollo y la difusión del flamenco a nivel mundial, lo han hecho merecedor del reconocimiento en el mundo de la música, el cine, el teatro y el arte. Mundos en los que participa constantemente.

Colaboró con una multitud de intérpretes de todo el mundo, influenciando e inspirando a toda una generación de jóvenes valores de la guitarra.

Ha pisado los escenarios más importantes, pasando por el Carnegie Hall y Town Hall de Nueva York, Lisner Auditorio de Washington sumado a los festivales de Jazz del mundo más importantes.

Ha realizado un trabajo brillante junto a Michael Camilo obteniendo dos grammy y el reconocimiento de la prensa mundial.

Vuelve a Buenos Aires para presentar LUZ DE GUIA en un único concierto. Lo acompañarán Cristóbal Santiago en la segunda guitarra, Lucky Losada en percusión, Morenito de Íllora y Simón Román en cante y el bailaor José Moya.-

LUZ DE GUIA se presentará también en Córdoba, Rosario, Neuquén y Montevideo.

TOMATITO en Buenos Aires
Único concierto: Teatro Gran Rex (Avda. Corrientes 857). 
Miércoles 28 de Noviembre a las 21 hrs. 
Las entradas (de $160,00 a $400,00 pesos) se encuentran a la venta en  
www.Ticketek.com.ar  
Tel. 5237 72 00 y Boletería del Teatro.